Lo compro o no lo compro

Las etiquetas ¿mienten?

El 60% de los consumidores cree que la información nutricional de los productos es falsa

Por Evangelina Himitian

Martina, 33 años, arquitecta, compra esa barrita de cereal en el kiosco, confiado en la leyenda del frente que dice 99 calorías. Entonces ya no lee el dorso del envase, donde asegura que el producto que contiene ese paquete tiene 99 calorías cada 22 gramos. Y a continuación se aclara: porciones por envase: 2. “¿Cómo dos? ¿Una barrita pueden ser dos porciones?”, dice. Imposible no sentirse estafada.

Lo cierto es que casi la mitad (44%) de los consumidores argentinos no leen las etiquetas con información nutricional, de acuerdo a un relavamiento que realizó la consultora Voices! entre 503 argentinos mayores de 18 años. Hace una semana, les preguntamos a nuestros seguidores si leían y les creían a las etiquetas y este fue el resultado.

Pero los que sí leen, es muy probable (el 73% lo haría)  que decidan dejar de comprar un producto al descubrir un engaño en la información.

“En una época de consumidores empoderados, las etiquetas con información nutricional de productos se convierten en un canal de comunicación que los habilita a elegir la mejor opción según sus preferencias y necesidades”, dice el estudio. Según los resultados, el 56% de los entrevistados dijo que lee siempre o casi siempre las etiquetas de lo que consume. Es un número interesante ya que hace una década el número de consumidores que lo hacía era mucho menor. De todas formas, hoy, el 44%, no lee información nutricional.

Pero, ¿qué ocurre con esa información? El 60% de los consumidores confía poco o nada a la información que lee en la etiqueta.

 

etiquetas

El estudio realizado por Voices!  muestra que 2 de cada 10 entrevistados indican que no confían en la información brindada en las etiquetas de los productos que consumen y que 4 confían poco; por otro lado, 3 de cada 10 declaran confiar bastante y solo 1 que confía mucho.

La desconfianza crece entre los porteños, donde alcanza al 73%  (poco + nada).

También se les preguntó: “Pensando en la información brindada en las etiquetas de los productos que consume, usted diría que esta información es ¿muy confiable, bastante confiable, algo confiable, poco confiable, o nada confiable?

 

etiquetas2

¿Y qué ocurre si una etiqueta miente?

¿Qué nivel de comprensión tienen los consumidores acerca de la información que aparece en las etiquetas? ¿Les es fácil leerlas? ¿Qué lugar ocupan en su vínculo con las marcas que consumen? ¿Qué categorías/ productos son las más penalizadas? ¿Cómo se relaciona la confianza en las etiquetas de un producto con la confianza que se tiene en la marca? ¿Cuánto influye que un profesional de la salud recomiende leer las etiquetas?

El estudio da algunas pistas sobre estas preguntas. Pero lo que queda en claro es que la marca que miente y es descubierta por un consumidor, sufre la peor de las penalidades, que es el abandono de la compra.

Los entrevistados de este estudio se mostraron sensibles frente a datos falsos en las etiquetas: la gran mayoría señala que de enterarse que la información brindada en la etiqueta de algún producto que consume es falsa, probablemente dejaría de consumirlo (73% muy + bastante probable vs. 27% poco + nada probable).

 

etiquetas3

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s