Inspiración

El increíble poder de etiquetar lo que nos pasa

Por Evangelina Himitian

Román, el hijo de Erica Tapia, de seis años, estaba inquieto y tenía muchos mocos, como la mayoría de sus compañeros de colegio en esta época. La mamá no es de las que salen corriendo al pediatra o que lo acosan con mensajes al primer síntoma. Pero, como el cuadro no revertía, al segundo día fue al consultorio. El médico lo revisó y le dijo que estaba bien. No era grave. “Tiene un cuadro viral”, le dijo. Lo que le llamó la atención a Erica fue que apenas salieron del edificio y subieron al auto, Román le dijo que ya se sentía mejor. Su cuadro cambió por completo desde esa visita al médico. A cada persona con la que se cruzaba el chico, contaba orgulloso: “tengo un cuadro viral”. Era como si las palabras del médico, eso de darle un nombre a su extraño estado, lo hubiera curado.

“Al etiquetar lo que estás sintiendo se activa una región del cerebro responsable de inhibir o frenar pensamientos”

La mamá pensó que había sido sólo una llamada de atención de su hijo, pero no. Un amigo de la familia, que es estudioso de las neurociencias le explicó algo que al principio le resultó inverosímil: nombrar aquello que nos pasa y no entendemos, encontrarle un nombre preciso que lo defina tiene efectos directos sobre nuestra psiquis y sobre nuestro cuerpo que puede hacer que nos sintamos mejor.

El investigador en neurociencia de la Universidad de California Los Angeles (UCLA), Alex Korb, lleva muchos años estudiando los efectos de aquellas acciones que nos hacen sentir mejor. Su investigación fue recientemente publicada en Motto, un sitio de los editores de TIME. Korb encontró que una de las estrategias más efectivas para alcanzar felicidad es nombrar o etiquetar aquello que nos pasa y nos hace sentir mal. La investigación se centró en las emociones (no en enfermedades ni afecciones físicas).

Nombrar aquello que nos pasa y no entendemos tiene efectos directos sobre nuestro cuerpo

Korb encontró que, en caso de emociones negativas, el sólo hecho de darles un nombre hace que experimentemos cambios corporales positivos. Casi como si el etiquetado diluyera su poder sobre nosotros. Para comprobarlo, se sometió a resonancias magnéticas a diversos pacientes. Les mostraron imágenes que producían en ellos emociones negativas. El estudio detectó una gran actividad en la corteza prefrontal del cerebro y en la amígdala, que es algo así como el cerebro emocional. Después, les pidieron que le dieran un nombre a aquello que sentían. Al darle nombre a sus estados emocionales, la actividad disminuía y el cerebro y la amígdala se calmaron. Estos efectos no sólo se experimentan cuando se trabaja sobre las emociones propias: etiquetar las emociones de otras personas también nos tranquiliza y hace sentir mejor.

En su libro AgilMente, Estanislao Bachrach cita a otro profesor de la UCLA, Matthew Lieberman, miembro del Laboratorio de Neurociencia Sociocognitiva, que realizó un experimento similar: Detectó mediante resonancia magnética que los participantes bajaban mucho su actividad en la amígdala al utilizar una palabra para describir o etiquetar una emoción. Estaban menos sobrecargados emocionalmente. “Al etiquetar lo que estás sintiendo se activa una región del cerebro responsable de inhibir o frenar pensamientos; te maquinás menos, entonces se sobrecarga menos. Esto demuestra que la gente se equivoca al predecir que hablar de sus emociones va a empeorar la situación, describir la emoción en una o dos palabras ayuda a reducirla. Esta práctica, primero consciente e intencional, con el tiempo se hace regular y
casi automática. El cerebro empieza a recablearse para lidiar cada vez mejor con sus emociones”, dice Bachrach.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s