#Chaudiez La experiencia

#Chaudiez, el desafío de no acumular

Por Soledad Vallejos

Diez de la cocina, otros diez del baño, la misma cantidad del lavadero, otros diez de la habitación, una decena más del placard, de los juguetes de los chicos (si los hay en el hogar) y otros diez de la biblioteca. Sí, los libros también. “¡¿Diez objetos por día?! Te pido que mis cosas no las toques”, me advirtieron en mi casa. Así, hasta finalizar el mes, la cuenta es fácil. El desafío propuesto durante junio es desprenderse de 300 cosas. Lo llamamos #Chaudiez.

Cada día, separamos diez objetos de un sector de la casa, los numeramos y los guardamos. Cuando termine el mes, los vamos a clasificar y les daremos un mejor destino que la acumulación.

Empezamos hace tres días. Creí que no me resultaría tan difícil. Estoy convencida de que en mi casa hay sobrestock, pero el desafío tiene normas, y entre los objetos que se descartarán no vale incluir aquellos que podrían ir a parar directamente al tacho de reciclaje.

Es decir, no valen tarros y frascos vacíos que nunca sabemos para qué guardamos; cartas, papeles, sobres, tarjetas, estudios médicos y documentos viejos. Y, por supuesto, la mayoría de cosas que sin ningún tipo de criterio ni clasificación se guardan, o se amontonan, en el tan cotizado y popular “último cajón de la cocina”. Corchos viejos, tapitas de plástico, figuritas, velas a medio usar, souvernirs de alguna comunión, moños de regalo y botones.

No, nada de eso cuenta. Es decir, cada uno de los 300 objetos que se irán durante este mes deberían, por ejemplo, “venirle bien a alguien”.

Bueno, ya no parece tan sencillo. En mi primer día de descarte y entre los primeros diez objetos seleccionados tuve el primer enfrentamiento. La disputa llegó con un vaso térmico. Ése que está en la alacena de la cocina hace cuatro años, que ya dejó la aureola en el estante porque en estos 1460 días nadie lo consideró como una buena opción para conservar el café caliente. “¿Por qué lo vas a descartar?”, me cuestionaron.

IMG_6537 (3)
Así de irracionales, así de fanáticos a la teoría emocional del apego son los acumuladores. Según TrialPanel -consultora de investigación de mercado- al 80% de los argentinos le resulta difícil deshacerse de los objetos en desuso, y sólo una de cada diez personas está en condiciones de desprenderse de las cosas que ya no se usan.

El principal motivo por el cual se guardan estos objetos, igual que sucedió con el vaso térmico de la discordia, que hasta último momento se aferró con uñas y dientes al estante, es porque “creo que en el algún momento puedo llegar a utilizarlo” (81% de las menciones). Pues no. No voy a dejar que el vaso cumpla otros 1460 días allí. Ni siquiera 24 horas más.

¿Por qué la necesidad de que cada una de nuestras pertenencias conserven su lugar de manera tan metódica? En la era actual del hiperdeseo, como la consideran algunos expertos, hoy todos ven y quieren todo. Según Guillermo Oliveto, autor del libro Argenchip ¿Cómo somos y cómo pensamos los argentinos? (Atlántida) el deseo se ha vuelto el motor de nuestro mundo. “Hay un quiebre importante que se dio en la catástrofe de 2002, que fue mucho más que una crisis. Esa situación de violenta pérdida generó una herida narcisista, ese recuerdo dejó una cicatriz queloide y esto hace que la sociedad se aferre tanto a los bienes como símbolo de pertenencia. Nadie quiere pasar otra vez por ese trauma, a perder su condición de clase media, porque ser de clase media para los argentinos es como ser. Y que muchos hayan perdido esa condición fue como si hubieran sido exiliados de su propia tierra”.

Para Oliveto, “en nuestro país, tan prototípicamente de clase media, gran parte de la identidad se construye por símbolos de consumo”.

Tal vez no aplica el vaso térmico abandonado en la alacena como “el objeto fetiche de consumo”. Pero aún así se resistió a marcharse. No querían dejarlo ir. Por algo se empieza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s