La experiencia

Prenda y error

FullSizeRender (3)

Por Soledad Vallejos

Es un ensayo, pero no puede haber prendas ni errores. Si compro, fallo, y el experimento termina. Un año. Doce meses sin destinar un solo peso en algún objeto que sea para mí: ni un par de medias, ni una bombacha. Nada.

¿La excepción? Pasa por la gastronomía.

“Qué estúpido” -opinó un amigo-. “Vivimos comprando cosas que no necesitamos, es parte de cómo funciona el mundo”. Puede ser, aunque en realidad es mucho más que eso. Porque cuando uno decide pagar por una prenda nueva también compra (con instinto inconsciente) un deseo de proyección. Pero como pasa con la tecnología, la nueva versión, lo sabe todo el mundo, nunca soluciona del todo los problemas del viejo equipo.

Y acumulamos.

Nada nuevo. No lo necesito. Y casi que estoy convencida de que ya no lo quiero. A partir de hoy, la palabra comprar está fuera del área de cobertura.

Demasiado.

demasiado

One comment

  1. Leo este proyecto y me siento como la primera vez que fallidamente quise aprender buceo… Ya no podes respirar por la nariz … Algo tan extraño y anti natural … Por supuesto fracase. Deseo consumido es Un gran desafío ! Suerte chicas ! Yo seré una fiel seguidora de su experiencia, admirándolas por la decisión tomada, desde cualquier local, mientras mi tarjeta pasa por el posnet y una vez más me llevó a casa algún objeto de deseo. 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s